Sábado 22 de Junio del 2024

COMPROMETIDA LA CIDH CON LAS ORGANIZACIONES ABORTISTAS QUE LA FINANCIAN

¿Cómo esperar imparcialidad en el caso Beatriz de una Corte que compromete su transparencia y credibilidad?

Por Catalina Vargas H.

San José, Costa Rica

25 de marzo del 2023. El Conservador CR.     La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está alineada a los intereses de quienes la sostienen, porque los mismos que financian las clínicas y organizaciones abortistas, son los mismos que financian la OMS, ONU, UNICEF, OEA, CIDH y todas las demás ya conocidas.

El Centro Global por los Derechos Humanos denunció en el 2022 “La Comisión y la Corte reciben dinero de organizaciones transnacionales, empresas multinacionales y países que no son miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que condicionan su aplicación a asuntos y procesos relacionados con el aborto, la orientación sexual y la identidad de género y las restricciones a la libertad religiosa. Así, la modificación de constituciones y leyes nacionales a partir de la acción de esos órganos puede considerarse producto de la injerencia de gobiernos extranjeros.”( puede verlo aquí)

Precisamente el pasado 22 y 23 de marzo, en la CIDH sucedió una audiencia pública sobre el caso Beatriz, quien demandó al Estado salvadoreño por no realizarle un aborto. Este caso ha sido tomado y manipulado por los lobbies abortistas para presionar a los gobiernos desde la Corte Internacional con falacias y generar cambios en las leyes que penalizan el aborto. Una de esas organizaciones que tomó como suyo el caso, es IPAS. El caso les ha interesado como instrumento, pero la persona que fue Beatriz y su familia solo están siendo utilizados.

Acerca del caso Beatriz puede conocer más aquí.

Actualmente, la directora de IPAS para América Latina y el Caribe es María Antonieta Alcalde Castro, quien por 14 años fue Directora de la Oficina de Enlace de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) ante las Naciones Unidas (ONU) mejor conocida como Planned Parenthood,  que se puede identificar claramente porque se dedica a la práctica indiscriminada de abortos y además, a promover el cambio en las políticas públicas de los países en salud reproductiva; claramente, utilizando cualquier instrumento que conlleve a la legalización del asesinato de niños no nacidos en todos los países miembros de la ONU. 

La señora Alcalde, ha formado parte de la fundación PMNCH que pertenece a la Organización Mundial de la Salud (OMS), relacionada con la “salud de mujeres, niños y adolescentes”, que también promueve el aborto inducido. Como pueden ver, ellas van por el siniestro negocio abortista que genera miles de millones de dólares cada año. Planned Parenthood, solo ese negocio abortista mató a 1.050 bebés cada día solo en el año 2020, un bebé cada 82 segundos, lo que significó un ingreso como nunca antes de 1.714,4 millones de dólares según su informe anual del 2020. Porque eso es lo que es, un vulgar negocio de abortos y de venta de órganos de bebés asesinados.

Por otro lado, uno de los médicos que declaró en la audiencia pública por parte de la defensa de Beatriz fue el Dr. Guillermo Ortiz, quien en aquel momento que sucedieron los hechos fue su médico tratante en el hospital durante la gestación de la niña Leilani. Hoy en día ese médico es representante de IPAS, como ya dijimos, es también una organización promotora del aborto a nivel mundial que además tiene representación en Costa Rica.

Esa organización al igual que otras, recibe millones de dólares por parte de fundaciones filantrópicas que apoyan el aborto, entre ellas Open Society Foundation, Bill & Melinda Gates y muchas más que puede consultar aquí . En el caso de IPAS también brindan asesoría a médicos para el manejo clínico del aborto y el manejo de instrumentos que venden para la terminación precoz y brutal de un embarazo incluso en países que no tienen el aborto legalizado. 

Pensar que la Corte no vaya a fallar a favor de Beatriz es solo una ilusión de nosotros los conservadores, defensores de la vida desde el momento de la concepción, porque la CIDH es dependencia de la OEA que posee cooperación y gran cercanía con la ONU, de esta última depende la OMS, la OPS y otras organizaciones que promueven el aborto abiertamente, aunque no debemos caer ante su poderío económico y seguir defendiendo la vida, siempre. 

Un fallo a favor de Beatriz podría ser catastrófico, porque los lobbies en principio piden aborto terapéutico, luego que sea libre hasta las 12 semanas de gestación, luego hasta el momento del parto y al final solicitarán un aborto retroactivo del niño nacido porque vino enfermo. Permitir un solo espacio a estos lobbies es retroceder en la legalización de cualquier infamia que a estos colectivos se les ocurra.

Es sencillo pensar sin mucho esfuerzo que el lobbie abortista está protegido por las mismas organizaciones que dicen resguardar los derechos humanos de todas las personas, por supuesto que es una falacia porque deja desprotegidos a los más indefensos, los no nacidos. Por eso es que se pone en duda la objetividad, transparencia y la parcialidad de la CIDH, claramente la Agenda2030 exige que el aborto sea legal y es probable que este caso termine en una condenatoria para El Salvador.

Ahora entendemos por qué en la CIDH permitieron el ingreso de las abortistas a hacer su berrinche y no lo permitieron a los conservadores defensores de la vida.

Debemos insistir y resistir ante el poderío económico que pone en riesgo de muerte a los no nacidos, la vida se defiende desde la concepción.

Únase a los canales de Telegram de la resistencia, puede empezar por el ElConservadorCR dando clic aquí. Su apoyo para continuar con nuestro trabajo es lo más importante, por eso les rogamos que se unan y compartan…

Compartir en redes sociales:
© Copyright 2024, Todos los derechos reservados.