Sábado 20 de Julio del 2024

SALUD CONOCÍA DE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS VACUNAS DESDE ANTES DE DECLARARLAS OBLIGATORIAS

Por Catalina Vargas Hicken

15 de julio del 2022El Conservador CR.   Desde el año 2021 la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) decidió que la inyección contra el Covid-19 en fase III de investigación fuera obligatoria, según el acuerdo No. 4 de la sesión XLV de la Comisión, Decreto Ejecutivo 43249-S  publicado en La Gaceta del 12/10/2021.

Siendo así que la misma Organización Mundial de la Salud(OMS) desde el 19 de julio del 2021había enviado un documento a todos los sistemas de salud del mundo llamado Orientaciones para el manejo clínico de casos de síndrome de trombosis con trombocitopenia (STT) tras la vacunación contra la COVID-19y que aún sigue vigente, mismo que daba a conocer anticipadamente acerca de los casos adversos que sabían que se presentarían con las vacunas.

Dentro del documento indicaban que las tasas de mortalidad (20%-25%) son entre dos y tres veces más altas que las de los procesos trombóticos no relacionados con vacunas. 

Veamos reacciones adversas especificas por las vacunas, anotadas en el documento:

  • Trombosis de los senos venosos cerebrales (TSVC) (asociadas a la vacunación se asocian con una mayor incidencia de hemorragias intracraneales (cerca del 40% de los pacientes))
  • Trombosis de venas esplácnicas (TVE) (comprenden las venas porta, mesentérica superior y esplénica; esta ubicación corresponde aproximadamente al 30% de los casos. Cabe esperar que los síntomas de una TVE sean los mismos en el STT asociado a la vacunación que en otras etiologías, y el más frecuente es el dolor abdominal)
  • Trombosis venosa profunda y embolia pulmonar (TVP y EP)
  • Trombosis multiorgánicas (los pacientes con STT secundarios a la vacunación presentan trombosis en diferentes órganos, situación que requiere una meticulosa exploración clínic).

Manejo clínico de los casos Los pacientes con sospecha de STT en los 30 días siguientes a la vacunación deben ser derivados sin demora a un servicio de urgencias hospitalario, para proceder a una evaluación.

Además, menciona que No es posible efectuar, por el momento, una evaluación GRADE (herramienta que permite evaluar la calidad de la evidencia) de las opciones de tratamiento individuales, pero lo harán conforme aumente la vacunación en el mundo y se sigan presentando estos casos. Evidentemente, los conejillos de indias han sido y siguen siendo la población misma, la evidencia a evaluar es la que se presenta en un proceso con un tiempo menor a dos años, que ha abarcado a más de un 62% de toda la población mundial inyectada completamente, eso quiere decir con varias dosis aplicadas.

Las TSVC pueden cursar con cefaleas, alteraciones visuales, convulsiones, alteración del estado mental, reducción del nivel de conciencia, focalidad neurológica y vómitos; las trombosis esplácnicas pueden ocasionar dolor abdominal, náuseas, diarreas o estreñimiento, fiebre, anorexia, dorsalgias o hemorragias digestivas; las trombosis venosas profundas se manifiestan con dolor o dolorimiento, edema, rubor y distensión venosa; las embolias pulmonares pueden provocar disnea, dolor torácico, dificultad para realizar ejercicios físicos, hemoptisis, síncope o palpitaciones; el infarto de miocardio puede producir dolor precordial o irradiado al brazo izquierdo, disnea o cianosis; por su parte, el ictus isquémico provoca síntomas neurológicos focales de aparición súbita. Las trombosis pueden aparecer nuevamente y en el 20%-25% de los casos se han descrito trombosis múltiples.

La lista de factores de riesgo al inóculo es grande, pero la orden superior fue que TODOS debían vacunarse sin conocer si sufrían alguna enfermedad o incluso conociendo que la sufrían la orden era la misma (detalles en la imagen). Todo lo anterior y más se encuentra en el documento enviado por la OMS a los sistemas de salud del mundo, puede verlo y descargarlo completo aquí 

Por otro lado, el Centro Nacional de Farmacovigilancia(CNFV)  en una nota informativa, la 01-21 enviada bajo el nombre NUEVA INFORMACIÓN DE SEGURIDAD PARA LAS VACUNAS CONTRA LA COVID-19 del día 23 de julio de 2021(4 días después de la información publicada por la OMS), con respecto a las vacunas AUTORIZADAS en Costa Rica para ese momento que eran Pfizer y AstraZeneca. En la misma detalla información registrada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de América (FDA) la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y Health Canada, (los mismos datos utilizados para las orientaciones que suscribió la OMS).

Menciona los riesgos de:

  • Trombosis y Disminución de Plaquetas con la vacuna de AstraZeneca (brotes repetidos de fugas masivas de plasma de los vasos sanguíneos a las cavidades y músculos del cuerpo cercanos. Esto da como resultado una caída brusca de la presión arterial que, si no se trata, puede provocar una insuficiencia orgánica y la muerte)
  • Síndrome de Fuga Capilar con la vacuna de AstraZeneca
  • Miocarditis y Pericarditis con la vacuna de Pfizer-BioNTech, anotan que  revisaron183 reportes de casos de pericarditis tras la vacunación con Comirnaty y 19 casos con la vacuna Spikevax. Los casos ocurrieron principalmente en los 14 días posteriores a la vacunación, con más frecuencia después de la segunda dosis y en adultos jóvenes varones. En 5 casos que ocurrieron en el Espacio Económico Europeo, las personas fallecieron”. Eso significa que de 202 personas con ese efecto adverso falleció el 2.4%, lo cual en otro momento histórico habrían suspendido la vacunación inmediatamente.
  • Síndrome de Guillain-Barré con la vacuna de AstraZeneca
  • Trombosis y Disminución de Plaquetas con la vacuna de AstraZeneca (brotes repetidos de fugas masivas de plasma de los vasos sanguíneos a las cavidades y músculos del cuerpo cercanos. Esto da como resultado una caída brusca de la presión arterial que, si no se trata, puede provocar una insuficiencia orgánica y la muerte)
  • Síndrome de Fuga Capilar con la vacuna de AstraZeneca
  • Miocarditis y Pericarditis con la vacuna de Pfizer-BioNTech, anotan que “revisaron 183 reportes de casos de pericarditis tras la vacunación con Comirnaty y 19 casos con la vacuna Spikevax. Los casos ocurrieron principalmente en los 14 días posteriores a la vacunación, con más frecuencia después de la segunda dosis y en adultos jóvenes varones. En 5 casos que ocurrieron en el Espacio Económico Europeo, las personas fallecieron”. Eso significa que de 202 personas con ese efecto adverso falleció el 2.4%, lo cual en otro momento histórico habrían suspendido la vacunación inmediatamente.
  • Síndrome de Guillain-Barré con la vacuna de AstraZeneca

Las especificaciones de documento enviado por la OMS desde julio del 2021 no fueron tomadas en serio y solo fue un brochazo la información suministrada por la CNFV y no profundizaron acerca de la urgencia de un protocolo de prevención, de un consentimiento informado y por supuesto alertar a la población acerca de estos efectos. Mas bien, parece ser que lo importante ha sido capturar el ESAVI (es un cuadro clínico que tiene lugar después de la administración de una vacuna) que el inóculo en proceso de experimentación provoca en las personas.

Las notas, tanto la de Farmacovigilancia como la de OMS,  parece ser que pasaron desapercibidas por todos, incluso por el personal de salud que debió ser el más interesado en conocer y proteger la salud de los costarricenses, aún con todo lo anterior, también hicieron obligatoria la inyección en niños, poniendo en riesgo la salud y la vida misma, para un virus con una mortalidad mundial de 0.07% en dos años.

¿Entonces el riesgo supera al beneficio? ¿Quiénes son los responsables por permitir que personas resultaran lesionadas por este inóculo?

Por los casos adversos que ocurrirían por efecto mismo de las vacunas es que era tan importante que las personas tuvieran el derecho a un consentimiento informado y NUNCA hacer obligatoria una vacuna que trae consigo tanto riesgo.

La ética médica juzga cuatro principios fundamentales a saber: no maleficencia, beneficencia, autonomía y justicia, que se refieren a no hacer daño alguno, producir un beneficio a las personas, derecho del paciente de decidir por sí mismo y tratar a cada paciente como le corresponde. Posiblemente estos principios quedaron olvidados cuando se dieron cuenta que el propósito de su profesión era enriquecerse al sentirse dioses del olimpo.

Sigamos haciendo presión en redes, berrear siempre ha servido…

-----------------------------

Únase a los canales de Telegram de la resistencia, puede empezar por el ElConservadorCR dando clic aquí. Su apoyo para continuar con nuestro trabajo es lo más importante, por eso les rogamos que se unan y compartan…

Compartir en redes sociales:
© Copyright 2024, Todos los derechos reservados.